Acompañamiento y asistencia técnica. Un desafío más de la restitución | Land Portal | Asegurando los Derechos a la Tierra a través de Datos Abiertos

Esteban Ospina Garrido*

La asistencia técnica agropecuaria hace referencia a la inclusión de nuevas tecnologías en un sistema de producción para ser competitivos en el mercado, abarcando las áreas administrativa, financiera, de mercadeo y comercialización, de producción y de capital humano.

Con el diseño de la Política de Restitución de tierras se tienen tres principios relacionados a la prestación del servicio de asistencia técnica, el principio preferenteen relación a todas las acciones pos-restitución, el principio de progresividad con el restablecimiento de los proyectos de vida y el principio de estabilización encaminado a garantizar condiciones de sostenibilidad seguridad y dignidad para las víctimas del conflicto armado.

La política no especifica quién se hace cargo de la asistencia técnica. Sin embargo, esta función la determinan los jueces de restitución de tierras, al fallar si se presta o no el acompañamiento técnico a la familia restituida y quién lo hace.

Por otro lado, la Unidad de Restitución de Tierras incluye dentro de sus funciones la tarea de desarrollar un esquema de acompañamiento y asistencia técnica para un segmento de la población restituida. Este acompañamiento es prestado sólo por dos años, en los cuales se manejan alrededor de tres desembolsos que cubren una suma de hasta 55 SMLMV no reembolsables, independientemente de la extensión de tierra restituida (15 salarios para asistencia técnica, seguimiento y evaluación y 40 salarios para compra de insumos, adecuación de potreros etc).

Aunque este esquema determina esos recursos, en la práctica no representa lo mismo aplicar este incentivo en terrenos de diferente extensión y vocación productiva. Indiscutiblemente representa un capital necesario en el desarrollo de un proyecto productivo, pero tal vez no el suficiente para garantizar un inicio apropiado y sostenible.Además, si se requiere de la inversión de recursos adicionales, los beneficiarios de restitución deben acudir a líneas de crédito para financiar su idea productiva una vez termina el acompañamiento con la Unidad.

La asistencia técnica que se incluye dentro de los recursos descritos, es prestada por Empresas prestadoras de servicios agropecuarios (EPSAGRO) con la figura de Operadores Regionales dentro del esquema de acompañamiento. Si bien es común la tercerización de servicios en las organizaciones, debería el Estado contar con una institucionalidad agropecuaria que garantizara y articulara esfuerzos para este tipo de programas, a sabiendas del desarrollo agropecuario que tanto necesita el país.

Si bien la restitución del derecho de dominio sobre la tierra a familias restituidas es un paso fundamental para restablecer su proyecto de vida, no es suficiente si no se provee de un eficiente acompañamiento técnico, porque en los casos donde no se dé éxito productivo sobre la tierra, (y después de los términos que señala la ley 1448/11), se corre el riesgo de que las familias opten por salir de su tierra y venderla, dado que ven que sus esfuerzos no son suficientes para completar su proyecto productivo.

Todavía quedan grandes desafíos para que la Política de Restitución de tierras cumpla sus objetivos, en lo que respecta al acompañamiento y la asistencia técnica. Son necesarios ajustes en una definición clara y el diseño de un mecanismo de acompañamiento que responda a lo que realmente requiere la población restituida.
*Zootecnista, Investigador del Observatorio IEPRI – Universidad Nacional de Colombia

 

Artículo publicado en El Espectador

Comparta esta página