Skip to main content

Actualizado el 5 de febrero de 2024

 

 

 

Baton Rogue flood

Créditos de las fotos: Una vista desde un helicóptero MH-65 Dolphin muestra las inundaciones y la devastación en Baton Rouge, LA el 15 de agosto de 2016, foto del Departamento de Agricultura de EE.UU., Licencia de Dominio Público Mark 1.0 Universal

Por Anne Hennings, revisado por Anna Locke, Investigadora Asociada Senior del Programa de Riesgos Globales y Resiliencia del Instituto de Desarrollo de Ultramar (Overseas Development Institute - ODI), y Harry Fischer, Profesor Asociado y Conferenciante Senior del Departamento de Desarrollo Urbano y Rural de la Universidad Sueca de Ciencias Agrícolas (Swedish University of Agricultural Sciences - SLU).​


El cambio climático ha provocado la subida del nivel del mar, cambios en los patrones de temperatura y precipitaciones, disponibilidad y calidad del agua, desastres naturales y fenómenos meteorológicos extremos. Es un multiplicador de amenazas que intensifica los riesgos existentes, desafía la seguridad humana y amplifica los conflictos en regiones vulnerables al clima, exacerbando los choques y las tensiones sobre los medios de vida y los sistemas alimentarios.1 La década pasada fue la más cálida jamás registrada, y existe el riesgo de que las temperaturas sigan aumentando más de 2 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales a menos que se tomen medidas urgentes y significativas. Aunque históricamente el ser humano siempre se ha adaptado a su entorno vital, muchas comunidades no están preparadas para estos nuevos cambios climáticos.

Aunque la principal fuente de reducción de emisiones radica en la disminución del consumo de combustibles fósiles, los sectores agrícola, forestal y de otros usos de la tierra tienen un papel importante que desempeñar, por ejemplo, mediante la reducción de la deforestación y la degradación forestal, la restauración de los bosques y otros ecosistemas (por ejemplo, turberas y sabanas), la gestión mejorada y sostenible de los cultivos y la ganadería, y el secuestro de carbono en los suelos.2 Los cambios geográficos relacionados con la productividad de los recursos, la escasez de recursos y, por tanto, los patrones de uso de la tierra han aumentado la presión sobre la tierra para fines agrícolas y de asentamiento.  Al mismo tiempo, las medidas de adaptación y mitigación del cambio climático provocan cambios en el uso de la tierra y contribuyen aún más a su escasez.

El informe de 2019 “El Cambio Climático y la Tierra” del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés) destacó cómo la tenencia de la tierra, el uso de la tierra y el cambio climático (respuestas) están estrechamente interrelacionados. En primer lugar, la forma en que se accede a la tierra, se utiliza y se gobierna se ve afectada y afecta a la capacidad de los poseedores de la tierra para responder a las perturbaciones y tensiones climáticas, y para realizar futuras inversiones en adaptación y mitigación. Un acceso y un uso seguros de la tierra y la propiedad -o la seguridad de la tenencia- desempeñan un papel clave en el fortalecimiento de esta capacidad y también pueden apuntalar la capacidad de los usuarios de la tierra para beneficiarse de las oportunidades emergentes en la transición hacia un desarrollo con bajas emisiones de carbono, como la expansión del mercado de derechos de emisión de carbono. Sin embargo, existe la preocupación de que estas transiciones beneficien a las grandes corporaciones internacionales a expensas de los actuales usuarios de la tierra, predominantemente comunidades indígenas y locales que operan bajo regímenes de tenencia consuetudinarios o colectivos.

En segundo lugar, los efectos adversos del cambio climático -que se manifiestan de forma rápida o lenta- han alterado la forma en que se accede, se utilizan y se disputan la tierra y los recursos naturales.3 Como consecuencia, el cambio climático y las respectivas medidas de respuesta corren el riesgo de contribuir a desestabilizar las instituciones de gobernanza de la tierra y los recursos y los derechos de propiedad existentes.

Además, el cambio climático puede desencadenar una amplia gama de impactos relacionados con la tenencia que incluyen una creciente competencia por los derechos de acceso a los recursos naturales productivos, un mayor conflicto potencial sobre la legitimidad de los derechos de propiedad existentes, desplazamientos forzosos, migraciones a corto y largo plazo, degradación de la tierra y los recursos, y alteraciones en el valor de los activos de la tierra y los recursos naturales.4 En los últimos años, muchas comunidades con sistemas de tenencia privados y comunales ya han incurrido en importantes costes sociales, económicos y medioambientales por los efectos del cambio climático en los sistemas de producción locales.

Conceptos clave y terminología

En respuesta al cambio climático, las dos estrategias principales son la mitigación y la adaptación, que repercuten en la (in)seguridad de la tenencia de la tierra y, al mismo tiempo, están determinadas por los regímenes existentes de derechos sobre la tierra. 

Según el PNUMA, la mitigación del cambio climático se refiere a los esfuerzos para reducir o evitar la emisión de gases de efecto invernadero. Esto incluye las nuevas tecnologías, el uso de energías renovables, el aumento de la eficiencia energética o los cambios de comportamiento. Además, las medidas de conservación se han convertido en estrategias de mitigación populares, como los proyectos de plantación de árboles a gran escala (por ejemplo, la Iniciativa del billón de árboles), o la Década de Restauración de Ecosistemas anunciada por la ONU.

Según el Acuerdo de París, la adaptación al cambio climático tiene como objetivo aumentar la resiliencia y reducir la vulnerabilidad. Las estrategias de adaptación se refieren a los ajustes en los sistemas ecológicos, sociales o económicos ante los daños y pérdidas potenciales o reales relacionados con el cambio climático. La resiliencia es la capacidad de las comunidades u hogares para resistir, hacer frente o recuperarse de las perturbaciones y tensiones y llegar a un estado de vulnerabilidad reducida 5.

Las medidas para adaptarse al cambio climático o reforzar la resiliencia a sus impactos y tensiones incluyen la mejora de las prácticas de uso y gestión de la tierra, enfoques basados en los ecosistemas, como la protección de las cuencas hidrográficas, e intervenciones más amplias de gestión del riesgo de desastres. La revisión de 2023 de diferentes proyectos de LAND-at-scale destaca el papel fundamental de la gobernanza de la tierra para la resiliencia climática.

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) establece una "norma" particular para las medidas de adaptación: deberán tener en cuenta las cuestiones de género, ser participativas, integradoras y guiarse por los conocimientos indígenas o locales. 

Según la CMNUCC, las medidas de adaptación incluyen diversos procesos, prácticas y estructuras que abordan los desastres naturales u otros cambios inducidos por el clima. A menudo se solapan con la reducción del riesgo de catástrofes y adoptan muchas formas, como la creación de sistemas de alerta temprana de tormentas, la construcción de defensas contra inundaciones para protegerse de la subida del nivel del mar, la plantación de cultivos resistentes a la sequía, la conservación y restauración de bosques (de manglares) o los cambios en las políticas gubernamentales. La adaptación puede iniciarse y aplicarse a nivel local o de arriba abajo por parte de los gobiernos.6

 

 

Marco jurídico y políticas internacionales

Los principales marcos internacionales que regulan el cambio climático son las tres Convenciones de Río sobre Biodiversidad, Cambio Climático y Desertificación de la Cumbre de la Tierra de 1992. Cada convención representa una forma de contribuir a los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 21. Las tres convenciones están intrínsecamente vinculadas y abordan cuestiones interdependientes.

La Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD) tiene como objetivo luchar contra la desertificación y mitigar los efectos de la sequía en los países que sufren una grave sequía y/o desertificación. Los objetivos del Convenio sobre la Biodiversidad Biológica (CDB) son la conservación de la diversidad biológica, la utilización sostenible de sus componentes y la participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de la utilización comercial y de otra índole de los recursos genéticos. En relación con la gobernanza de la tierra, el objetivo 22 del Marco de Biodiversidad de Kunming-Montreal pretende específicamente respetar las culturas y los derechos de las comunidades indígenas y locales sobre las tierras, territorios, recursos y conocimientos tradicionales.

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) establece el marco general de los esfuerzos intergubernamentales para hacer frente al reto que plantea el cambio climático. Su principal objetivo es estabilizar las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera. La CMNUCC reconoce que el uso de la tierra contribuye significativamente a la mitigación del cambio climático, entre otras cosas mediante el fomento de la gestión sostenible de los bosques y los océanos, así como de otros ecosistemas terrestres, costeros y marinos. La Convención sobre el Cambio Climático también indica que la gestión del uso de la tierra deberá adoptar medidas que faciliten una adaptación adecuada al cambio climático para garantizar la seguridad alimentaria.7  

Cada una de las Convenciones celebra anualmente Conferencias de las Partes (COP) que crean y hacen un seguimiento de (nuevos) acuerdos, por ejemplo, sobre una serie de asuntos relacionados con el uso de la tierra. Adoptado en 2015 en la COP21 de la CMNUCC, el artículo 5 del Acuerdo de París hace hincapié en la importancia de mitigar el cambio climático mediante actividades de uso de la tierra, incluidas las relacionadas con los bosques y REDD+. En 2023, la COP28 de la CMNUCC se centró en la aplicación del Acuerdo de París basándose en las Vías de Acción Climática, la Agenda de Avances y la Agenda de Adaptación de Sharm El Sheikh con el fin de impulsar transformaciones sistémicas. Las Partes también han incluido muchas actividades relacionadas con el uso de la tierra en sus contribuciones previstas determinadas a nivel nacional.

En septiembre de 2023 se celebraron paralelamente en Kenya la Cumbre del Clima de África (ACS) y la Semana del Clima de África (ACW), en las que se debatieron soluciones climáticas regionales antes de la COP28. Los debates se centraron en la acción por el clima, los mercados de carbono y el crecimiento ecológico, y el resultado fue la Declaración de Nairobi, adoptada por unanimidad. Las organizaciones de la sociedad civil publicaron la Declaración de los Pueblos Africanos sobre el Clima y el Desarrollo. Se expresó preocupación por el hecho de que no se hayan abordado adecuadamente las repercusiones negativas de los sistemas de compensación de carbono y las plantaciones de árboles, así como los problemas de corrupción en los mercados voluntarios de carbono. Además, las agendas pasaron por alto cuestiones como la seguridad de la tenencia y las medidas inclusivas.8

Las DVGT subrayan la importancia de respetar y proteger los legítimos derechos de tenencia de quienes puedan verse afectados por el cambio climático, en particular los agricultores, los pequeños productores de alimentos y las comunidades marginadas. En particular, las directrices subrayan la necesidad de abordar los problemas de tenencia cuando puedan dar lugar a conflictos causados por el cambio climático o las catástrofes naturales.

Identificación de retos y riesgos

El cambio climático ha provocado desplazamientos de las zonas climáticas y la expansión de las zonas áridas, con efectos adversos para la biodiversidad. Además, el cambio climático agrava la degradación de la tierra y los procesos de erosión costera. Como consecuencia, la seguridad alimentaria se ve cada vez más amenazada en las zonas áridas de África y en las regiones montañosas de Asia y Sudamérica. Tanto la desertificación como la deforestación amplifican los efectos del cambio climático. Al mismo tiempo, el uso de la tierra y el cambio climático están interrelacionados entre sí, es decir, el cambio en el uso de la tierra es uno de los principales motores de la pérdida de biodiversidad.10

La tenencia de la tierra desempeña un papel clave en la respuesta al cambio climático y en la transición a una economía baja en carbono. La investigación muestra cómo el fortalecimiento de la seguridad de la tenencia de la tierra contribuyó en gran medida a mitigar los efectos de la sequía inducida por el cambio climático en Malawi.11 Además, las medidas políticas basadas en la tierra para mitigar el cambio climático, como la conservación, la forestación, los proyectos REDD+, los pagos por servicios ambientales, los canjes de deuda por naturaleza o la producción de cultivos de biomasa para bioenergía, a menudo dependen de cambios en el uso de la tierra. Si no se llevan a cabo de forma que se reconozcan y respeten los derechos de los actuales usuarios y administradores de la tierra, estos cambios pueden tener consecuencias socioeconómicas y medioambientales negativas, como afectar a la seguridad alimentaria e hídrica de las comunidades indígenas y locales y poner en peligro su propia seguridad de tenencia.12 Además de la escasez de tierras ya existente, las medidas de mitigación también pueden aumentar la competencia y los conflictos por los medios de subsistencia y la tierra, sobre todo en zonas donde prevalece la inseguridad de la tenencia, la degradación de la tierra o la desertificación. Los estudios demuestran la necesidad de reconocer los derechos sobre la tierra existentes y de centrar la mitigación en el mantenimiento de los ecosistemas intactos y de las reservas de carbono existentes.13 Los bosques tropicales son importantes sumideros de carbono y proporcionar a las comunidades indígenas y locales derechos seguros sobre la tierra ayudará a proteger los bosques primarios y la biodiversidad.14 Sin embargo, la envergadura de algunos acuerdos de créditos de carbono que pretenden proteger bosques amenazados, por ejemplo en Liberia, Tanzania o Zambia, va acompañada de grandes retos. El gobierno de Liberia está a punto de cerrar un acuerdo que cedería los derechos de casi el 10% de su superficie total durante 30 años a una empresa con sede en los Emiratos Árabes Unidos, con graves consecuencias para la población local. 

Al mismo tiempo, el cambio climático supone un reto para la seguridad de la tenencia. El cambio climático intensifica los riesgos existentes para los usuarios de la tierra, y el aumento de las temperaturas y los fenómenos meteorológicos extremos añaden presión a la tenencia y el uso de la tierra, en particular para los pequeños agricultores que ya son vulnerables y a menudo están sometidos a tensiones financieras. Esto puede socavar la seguridad de la tenencia al dificultar a los agricultores el mantenimiento de las tierras que actualmente poseen.15Sin embargo, el simple establecimiento de derechos y títulos de propiedad formales no garantiza la seguridad de la tenencia. Es también una cuestión de gobernanza, capacidad institucional y política lo que permite a los individuos o a las comunidades reclamar y ejercer sus derechos. La falta de aplicación y supervisión de las políticas puede dar lugar a procesos de formalización de derechos comunitarios muy desiguales y contingentes. 16

En los casos de regímenes de tenencia de la tierra y los recursos ya inseguros, como los derechos de arrendamiento, la tenencia consuetudinaria no reconocida o la expropiación predominante de tierras por parte de los Estados -que también es un peligro oculto de las respuestas al cambio climático-, es menos probable que los hogares rurales inviertan su tiempo y sus ahorros en mejorar las prácticas agrícolas y de gestión del agua o en conservar los bosques.17 Esto puede contribuir a una escasa capacidad de adaptación y resistencia frente a la variabilidad climática. Al mismo tiempo, los hogares con seguridad de tenencia tienen más probabilidades de emigrar (temporalmente) que las familias con derechos sobre la tierra inseguros, que temen perder sus derechos si se marchan 18. Como resultado, los hogares con tenencia insegura tienden a agotar sus recursos financieros y sociales, lo que añade más presión a los futuros planes de subsistencia y aumenta la desigualdad. Los miembros pobres y vulnerables de las comunidades o los que se encuentran más abajo en la jerarquía social corren un mayor riesgo de marginación e inseguridad, ya que carecen de los conocimientos y recursos necesarios para responder a estos nuevos retos 19

La tenencia de las mujeres y el cambio climático

Existen dos vínculos principales entre los derechos de las mujeres a la tierra y el cambio climático. En primer lugar, la mayor vulnerabilidad de las mujeres a las perturbaciones climáticas debido a la desigualdad de género en el acceso y el control de la tierra y la propiedad. En todo el mundo, las mujeres tienen un acceso y un control limitados sobre la tierra y, por tanto, se enfrentan a múltiples obstáculos en sus respuestas al cambio climático. Las mujeres se ven afectadas de forma desproporcionada por la escasez de tierras y la degradación medioambiental, ya que el derecho consuetudinario y sucesorio, el patriarcado y las prácticas culturales socavan su acceso a la tierra y su papel en los procesos de toma de decisiones. Los recientes cambios del derecho consuetudinario a sistemas de tenencia estatutaria individual pueden tener un efecto contrario sobre los intereses de las mujeres y sus redes de seguridad.20 La falta de acceso a tierras de buena calidad puede limitar la capacidad de las mujeres para hacer frente a perturbaciones climáticas agudas, como sequías o inundaciones, así como a tendencias a más largo plazo, como el descenso de las capas freáticas. Al mismo tiempo, las mujeres tienen menos reservas (financieras) para hacer frente a las perturbaciones climáticas. 

En segundo lugar, la seguridad de la tenencia desempeña un papel fundamental a la hora de determinar si las medidas de adaptación y mitigación del cambio climático tienen efectos adversos sobre la desigualdad de género. Si se aplican de forma neutral desde el punto de vista del género, la adaptación y mitigación climáticas pueden perpetuar las desigualdades de género existentes, o incluso empeorarlas. Los derechos sobre la tierra desempeñan un papel fundamental a la hora de determinar el éxito de estos programas, no sólo el éxito de los esfuerzos de adaptación, como la agricultura climáticamente inteligente, sino también las intervenciones de mitigación, como los programas de forestación o reforestación. Las pruebas al respecto se concentran en gran medida en el mayor riesgo de resultados desiguales en función del género asociados a las iniciativas de gestión del uso de la tierra a gran escala, como las que se centran en revertir la degradación de la tierra y la pérdida de biodiversidad al tiempo que promueven el secuestro de carbono. Las mujeres se ven especialmente afectadas por los proyectos de mitigación a gran escala, como la forestación, las iniciativas de mercado de carbono, incluidas, entre otras, REDD+, la agricultura bioenergética o las explotaciones mineras de litio.21 Del mismo modo, los proyectos de conservación, como los parques nacionales o las zonas de conservación privadas, pueden tener efectos adversos sobre la igualdad de género. Las mujeres indígenas y rurales corren un riesgo mucho mayor de perder sus medios de vida o ser desplazadas a raíz de estos proyectos supuestamente ecológicos que dependen de la tierra.22

Aunque las mujeres se ven doblemente limitadas por enfrentarse a mayores niveles de inseguridad en la tenencia de la tierra y su exclusión de la toma de decisiones sobre conservación del medio ambiente y respuestas climáticas, son más propensas a invertir en medidas de resiliencia climática 23. Los estudios demuestran que las mujeres asumen papeles clave en sus comunidades en la adaptación al clima y el aumento de la resiliencia si tienen derechos seguros sobre la tierra y acceso a préstamos 24. Otras conclusiones destacan que, debido a las crecientes tasas de migración masculina inducida por el cambio climático, existe una tendencia a la feminización de la agricultura y la silvicultura (instituciones) que ofrece nuevas oportunidades a las mujeres para participar activamente en la toma de decisiones 25. Iniciativas como "Her Land. Her Rights" ponen de relieve la necesidad de abordar conjuntamente el cambio climático y la igualdad de género.

Tenencia urbana y cambio climático

La rápida urbanización y el crecimiento (peri)urbano en tiempos de cambio climático, subida del nivel del mar y peligros naturales inducidos por el cambio climático conllevan múltiples retos. Los habitantes de las ciudades se encuentran entre los más vulnerables. A menudo, no les queda más remedio que asentarse en zonas propensas a las amenazas y con escasa seguridad de tenencia. Varios estudios demuestran que la seguridad de los derechos sobre la tierra contribuye a crear ciudades resistentes al cambio climático en el Sur Global 26. En consecuencia, las políticas urbanas deben abordar mejor la conversión de la tierra, la tenencia de la tierra y los mercados de tierra urbana27.

Un proyecto de refuerzo de la resiliencia en un asentamiento informal del Pacífico muestra cómo la mejora de la seguridad de la tenencia de la tierra y los controles de la planificación del uso de la tierra pueden reducir la vulnerabilidad a los fenómenos climáticos extremos y ayudar a aplicar estrategias de adaptación eficaces28. En Dar es Salaam -una ciudad del delta metropolitano de Tanzanía que se enfrenta a varias amenazas relacionadas con el cambio climático, como la subida del nivel del mar, las inundaciones, la erosión costera, la degradación de la tierra y las olas de calor- el Proyecto 20.000 Parcelas es una historia de éxito. Aunque el mayor plan de entrega de tierras jamás emprendido en Tanzanía se enfrentó a problemas como la exclusión y déficits de gobernanza, ha proporcionado acceso a la tierra y seguridad a 40.000 parcelas en Dar es Salaam. Las comunidades colaboraron con las autoridades locales y, sobre la base de una toma de decisiones participativa, consiguieron proporcionar infraestructuras sostenibles y sensibles al cambio climático, así como una buena prestación de servicios29.

 

Innovaciones en la gobernanza de la tierra

La seguridad de la tenencia es un factor clave para hacer frente al cambio climático. Es esencial adoptar una perspectiva climática para entender cómo los regímenes de tenencia pueden reforzar la capacidad de las comunidades para mantener sus medios de vida y proteger las condiciones de los recursos naturales. El efecto multiplicador de unas instituciones de tenencia y unas plataformas de planificación bien diseñadas puede proporcionar una base sólida para adaptarse al cambio climático y mitigarlo, aprovechando los conocimientos, los activos y el capital financiero de las principales partes interesadas para determinar vías adecuadas de desarrollo sostenible en el futuro. Esto es aún más importante en los casos de grandes ecosistemas, como los deltas fluviales. 

Dicho esto, es necesario abordar en consecuencia los diferentes regímenes de tenencia para reducir la vulnerabilidad y reforzar la capacidad de los usuarios de la tierra para adoptar estrategias de adaptación y aprovechar al máximo las oportunidades de mitigación. Las innovaciones abarcan desde las plataformas de ordenación territorial hasta la incorporación de medidas de adaptación al cambio climático en el diseño de proyectos y programas y el fortalecimiento de las instituciones locales y consuetudinarias, que se ilustran de forma ejemplar en lo que sigue.

La planificación territorial participativa y sensible a la tenencia permite a las principales partes interesadas anticipar conjuntamente posibles escenarios de cambio climático y determinar el uso adecuado de los recursos y los modelos de asentamiento30. Estas plataformas de planificación pueden desempeñar un papel vital en la identificación eficaz de los problemas, la acción y el desarrollo de un impulso político positivo para el cambio. 

El Banco Asiático de Desarrollo ha desarrollado un método paso a paso para incorporar medidas de adaptación al cambio climático en los proyectos de inversión en agricultura, desarrollo rural y seguridad alimentaria 31. Las directrices del banco prestan atención a las cuestiones de tenencia de la tierra y esbozan cuatro fases de gestión de la tierra a prueba de clima. Primero, recopilar datos sobre el cambio climático. Segundo, analizar cómo afecta el cambio climático a los derechos de propiedad consuetudinarios, estatutarios, indígenas o informales. Tercero, se identifican las opciones para reducir los riesgos de tenencia en el contexto de la adaptación al cambio climático. Cuarto, poner en marcha intervenciones de tenencia resistentes al clima. Un estudio de Camboya destaca la importancia de documentar la tenencia consuetudinaria o indígena en este proceso32.

El Área de Conservación de los Annapurnas, que abarca más de 380.000 hectáreas en Nepal, es un ejemplo de gobernanza de la conservación integradora. Aquí, la Federación de Nacionalidades Indígenas de Nepal pretende reforzar las instituciones locales y consuetudinarias y las prácticas de gestión de los recursos naturales sostenibles, justas y participativas. La conservación de la biodiversidad y las empresas ecológicas de los pueblos indígenas y las comunidades locales tienen como objetivo crear resiliencia climática que, a su vez, mejore la mitigación del cambio climático en una zona muy vulnerable. 

En las grandes cuencas fluviales, como las del Ganges o el Brahmaputra, los efectos distintivos de los cambios en los patrones de precipitaciones anuales y deshielo de los glaciares en sus tramos superior, medio y deltaico requieren estrategias diferentes para aumentar la resiliencia. Entre los enormes retos a los que se enfrentan estas regiones deltaicas están el aumento de las inundaciones y la subida del nivel del mar, que provocarán una mayor urbanización. Para combatir la deforestación costera, el Departamento Forestal de Bangladesh, con el apoyo de donantes, ha adoptado enfoques de cogestión de manglares que implican la asignación de derechos de tenencia más claros a las comunidades locales para el uso y la gestión de los manglares.

En una línea similar, el Tenure Facility proporciona subvenciones y ayuda a los pueblos indígenas y a las comunidades locales en su lucha por la seguridad de la tenencia, haciendo hincapié en la mitigación del cambio climático, la reducción de conflictos y la promoción de la igualdad de género.

Datos sobre el cambio climático y tierra

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) es el organismo mundial para la evaluación del cambio climático que alberga el Centro de Distribución de Datos que proporciona datos climáticos, socioeconómicos y medioambientales, así como escenarios futuros con directrices técnicas. La Base de Datos de Factores de Emisión (EFDB) del IPCC ofrece una biblioteca con énfasis en los factores de emisión y otros parámetros con documentación de referencia o referencias técnicas. Sin embargo, no se dispone de datos globales sobre las emisiones de CO2 por uso de la tierra u otros parámetros relacionados con el nexo entre tenencia de la tierra y cambio climático. Esto se debe principalmente a la gran falta de datos sobre tenencia de la tierra privada, pública o consuetudinaria en la mayor parte del mundo.

El World Resource Institute ha recopilado más de 80 plataformas abiertas de datos climáticos en su Explorador de Plataformas de Datos Climáticos. Este mapa ofrece varios puntos de entrada a diferentes escalas, por ejemplo, mundial, regional, nacional o urbana, y datos recopilados por actores, por ejemplo, actores no estatales/estatales o datos geoespaciales. Además, el mapa no sólo destaca los datos sobre adaptación y mitigación, sino también sobre energía, bosques y agricultura, finanzas, equidad y política. Esta visión de conjunto hace visibles las lagunas de datos y contribuye a evitar la redundancia de datos, al tiempo que permite aprovechar las sinergias.  

Climate Watch ofrece datos nacionales que ponen de relieve las interrelaciones entre las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (CDN) y los Objetivos de Desarrollo Sostenible y, por tanto, los indicadores relacionados con la tenencia.

Para apoyar y fortalecer la tenencia en el contexto del cambio climático es necesario que las administraciones nacionales de tierras incorporen información relevante para el cambio climático, como los riesgos relacionados con el clima33. Los gobiernos nacionales deben evaluar cómo se verán afectados los tipos existentes de regímenes de gobernanza de la tierra y los recursos por los diferentes escenarios de cambio climático34

 

Datos sobre la tierra y el cambio climático

El Land Portal pone a disposición para consulta y descarga una serie de conjuntos de datos estadísticos y espaciales relacionados con cuestiones de la tierra. Entre los que se centran en la tierra y el cambio climático figuran:  

Proporción media de áreas clave para la biodiversidad (KBA) de agua dulce cubiertas por áreas protegidas (%)

Proporción media de áreas terrestres clave para la biodiversidad (KBA) cubiertas por áreas protegidas (%)

Sequías, inundaciones, temperaturas extremas (% de la población, media 1990-2009

Puntuación del progreso en la reducción del riesgo de catástrofes (escala 1-5; 5=mejor)

Tasa de cambio anual de la superficie forestal (%)

Existencias de biomasa por encima del suelo en los bosques (t por hectárea)

Proporción de superficie forestal situada dentro de zonas de protección legalmente establecidas (%)

Proporción de superficie forestal sometida a un plan de gestión forestal a largo plazo (%)

Superficie forestal sometida a un sistema de certificación de la gestión forestal verificado de forma independiente (1000 hectáreas)

Proporción de tierra degradada sobre la superficie total (%) 

Proporción de personas con documentación legalmente reconocida de sus derechos a la tierra sobre el total de la población adulta, desglosada por sexo (%); 

Proporción de personas que perciben sus derechos a la tierra como seguros, sobre el total de la población adulta desglosada por sexo (%)

Proporción de la superficie agrícola dedicada a la agricultura productiva y sostenible

 

Referencias

[1] IPCC. 2023. Sections. In: Climate Change 2023: Synthesis Report. Contribution of Working Groups I, II and III to the Sixth Assessment Report of the Intergovernmental Panel on Climate Change. IPCC, Geneva, Switzerland. URL: https://landportal.org/library/resources/climate-change-2023-synthesis-report; Unruh, Jon/ Abdul-Jalil, Musa Adam. 2012. Land rights in Darfur: Institutional flexibility, policy and adaptation to environmental change. Natural Resource Management. A united Nations Sustainable Development Journal 36:4, 274-284.

[2] IPCC. 2022. Summary for Policymakers. In: Climate Change 2023: Synthesis Report. URL: https://www.ipcc.ch/report/ar6/syr/downloads/report/IPCC_AR6_SYR_SPM.pdf​

[3] Quan, J. & N. Dyer. 2008. Climate change and land tenure. The implications of climate change for land tenure and land policy. Rome: FAO. URL: https://landportal.org/library/resources/climate-change-and-land-tenure 

[4] Freudenberger, M. & Miller, D. 2010. Climate change, property rights, and resource governance. Emerging implications for USG policies and programming. USAID Issue Brief. Washington, DC: USAID. URL: https://landportal.org/library/resources/climate-change-property-rights-resource-governance 

Hilton Prize Coalition. 2017. Land tenure as a critical consideration for climate change-related displacement in slow-onset disaster zones. URL: https://landportal.org/library/resources/issue-brief-land-tenure-critical-consideration-climate-change-related-displacement

[5] Wong-Paradi et al., 2015. Resilience vs. Adaptation: Framing and action. Climate Risk Management 10 URL: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2212096315000273#:~:text=Resilience%20includes%20the%20ability%20to,Adaptation%20entails%20preserving%20existing%20resources

[6] LSE. 2021. Explainers: What is climate change adaptation? URL: https://landportal.org/library/resources/what-climate-change-adaptation 

[7] UNFCCC. 2022. Introduction to Land Use. URL: https://unfccc.int/topics/introduction-to-land-use

[8] TMG Research gGmbH. 2023. Weg zu Klimagerechtigkeit: Eine resiliente Zukunft durch starke Landrechte für Frauen. 26. September 2023. URL: https://landportal.org/library/resources/safeguards-carbon-markets-%E2%80%93-prioritizing-local-communities%E2%80%99-tenure-rights 

[9]  IPCC. 2019. Climate Change and Land: an IPCC special report on climate change, desertification, land degradation, sustainable land management, food security, and greenhouse gas fluxes in terrestrial ecosystems. URL: https://landportal.org/library/resources/ecc26502/ipcc-special-report-climate-change-and-land

[10] Thapa, Pawan. 2022. The Relationship between Land Use and Climate Change: A Case Study of Nepal. In: Harris, Stuart A. (ed): The Nature, Causes, Effects and Mitigation of Climate Change on the Environment. URL: https://landportal.org/library/resources/relationship-between-land-use-and-climate-change-case-study-nepal 

Diaz, S. 2019. Summary for policymakers of the global assessment report on biodiversity and ecosystem services of the Intergovernmental Science-Policy Platform on Biodiversity and Ecosystem Services. IPBES, Bonn.

[11] J.B. Ajefu/ O. Abiona.2020. The mitigating impact of land tenure security on drought-induced food insecurity: evidence from rural Malawi. Journal of Development Studies, 56:12, 2169-2193. URL: https://landportal.org/library/resources/mitigating-impact-land-tenure-security-drought-induced-food-insecurity-evidence

[12] Dooley, Kate et al. 2022. Land Gap Report 2022. URL: https://landportal.org/library/resources/land-gap-report; IPCC. 2023. Sections. In: Climate Change 2023: Synthesis Report. Contribution of Working Groups I, II and III to the Sixth Assessment Report of the Intergovernmental Panel on Climate Change. IPCC, Geneva, Switzerland. URL: https://landportal.org/library/resources/climate-change-2023-synthesis-report

[13] IPCC. 2022. Summary for Policymakers. In: Climate Change 2022: Mitigation of Climate Change. Contribution of Working Group III to the Sixth Assessment Report of the Intergovernmental Panel on Climate Change, edited by Shukla, P. R. et al. Cambridge University Press, Cambridge, UK.

[14] Laumonier Y et al. 2022. Asia-Pacific roadmap for primary forest conservation. Working Paper. FAO, CIFOR, FTA.  URL: https://landportal.org/library/resources/asia-pacific-roadmap-primary-forest-conservation

[15] Castro, Brianna/Kuntz, Christina. 2022. Land Tenure Insecurity and Climate Adaptation: Socio-Environmental Realities in Colombia and Implications for Integrated Environmental Rights and Participatory Policy. In: Land Tenure Security and Sustainable Development, edited by Holland, Margaret B. et al.,177-199. URL: https://landportal.org/library/resources/978-3-030-81881-4/land-tenure-security-and-sustainable-development 

[16] Diepart, Jean-Christophe et al. 2022. The recognition and formalization of customary tenure in the forest landscapes of the Mekong region: a Polanyian perspective. Journal of land Use Science 18:1, 211-226. URL: https://landportal.org/library/resources/recognition-and-formalization-customary-tenure-forest-landscapes-mekong-region 

[17] Almeida, Bernardo/ Jacobs, Carolien. 2022. Land expropriation – The hidden danger of climate change response in Mozambique. Land Use Policy 123. URL: https://landportal.org/library/resources/land-expropriation-%E2%80%93-hidden-danger-climate-change-response-mozambique

[18] Castro, Brianna/Kuntz, Christina. 2022. Land Tenure Insecurity and Climate Adaptation: Socio-Environmental Realities in Colombia and Implications for Integrated Environmental Rights and Participatory Policy. In: Land Tenure Security and Sustainable Development, edited by Holland, Margaret B. et al.,177-199. URL: https://landportal.org/library/resources/978-3-030-81881-4/land-tenure-security-and-sustainable-development

[19] Boas, Ingrid et al. 2022. Climate mobilities: migration, im/mobilities and mobility regimes in a changing climate. Journal of Ethnic and Migration Studies 48:14. URL: https://landportal.org/library/resources/climate-mobilities-migration-immobilities-and-mobility-regimes-changing-climate 

[20] Oxfam. 2023. Grounding Women's Land Rights: Towards equity and climate justice. Briefing Paper. Oxfam, UK. URL: https://landportal.org/library/resources/grounding-womens-land-rights-towards-equity-and-climate-justice 

Scalise, Elisa. 2020. The gender gap: Assessing and measuring the gender related land inequality. The International Land Coalition. URL: https://landportal.org/library/resources/10985/gender-gap-assessing-and-measuring-gender-related-land-inequality

[21] See also TMG Research gGmbH. 2023. Weg zu Klimagerechtigkeit: Eine resiliente Zukunft durch starke Landrechte für Frauen. 26. September 2023. URL: https://landportal.org/library/resources/safeguards-carbon-markets-%E2%80%93-prioritizing-local-communities%E2%80%99-tenure-rights 

[22] OHCHR. 2017. Insecure land rights for women threaten progress on gender equality and sustainable development. https://landportal.org/library/resources/insecure-land-rights-women-threaten-progress-gender-equality-and-sustainable 

[23] Feyertag, Joseph. 2022. Land rights can break the gender bias in climate action for the good of the planet. ODI Blog, 8 March. URL: https://odi.org/en/insights/land-rights-can-break-the-gender-bias-in-climate-action-for-the-good-of-the-planet/

[24] Wickramaratne, R./ de Silva, R. 2023. Loss and damage to land: Voices from Asia. Oxfam International. https://landportal.org/library/resources/loss-and-damage-land-voices-asia-image 

[25] Djoudi, H. & Brockhaus, M. 2016. Unveiling the complexity of gender and adaptation: the “feminization” of forests as a response to drought-induced men’s migration in Mali, in: C. Colfer, B.S. Basnett, and M. Elias (eds): Gender and forests. Climate change, tenure, value chains and emerging issues, pp. 150-168. London: Routledge.

[26] Oates, Lucy et al. 2020. Secure and equal access to land for all: Lessons on land governance and climate resilience from Dar es Salaam, Tanzania. Coalition for Urban Transitions, London and Washington, DC. Available at: http://newclimateeconomy.net/content/cities-working-papers

[27] Blanco, Hilda et al. 2012. The role of urban land in climate change. In: Climate change and Cities, edited by Cynthia Rosenzweig et al. Cambridge University Press.

[28] Mitchell, David et al. 2021. The Benefits of Fit-for-Purpose Land Administration for Urban Community Resilience in a Time of Climate Change and COVID-19 Pandemic. Land 10:6. URL: https://landportal.org/library/resources/lp-midp002899/benefits-fit-purpose-land-administration-urban-community-resilience

[29] Oates, Lucy et al. 2020. Secure and equal access to land for all: Lessons on land governance and climate resilience from Dar es Salaam, Tanzania. Coalition for Urban Transitions, London and Washington, DC. Available at: http://newclimateeconomy.net/content/cities-working-papers

[30] Chigbu, U. E., Schopf, W., Masum, F., Mabikke, S., Antonio, A., & Espinoza, J. 2016. Combining land-use planning and tenure security: a tenure responsive land-use planning approach for developing countries. Journal of Environmental Planning and Management.

[31] ADB. 2012. Guidelines for Climate Proofing Investment in Agriculture, Rural Development, and Food Security. Asian Development Bank. Manila. URL: https://landportal.org/library/resources/978-92-9092-998-7/guidelines-climate-proofing-investment-agriculture-rural 

FAO. 2013. Governing land for women and men. A technical guide to support the achievement of responsible gender-equitable governance of land tenure. Rome; Food and Agriculture Organization. URL: https://landportal.org/library/resources/landwiserecord414item447/governing-land-women-and-men-technical-guide-support 

[32] Diepart, Jean-Christophe/ Oeur Il (2023). Communities at the Core of Protected Area Management: Learning from customary tenure documentation experiences in Cambodia. MRLG Case Study Series #8. Phnom Penh: MRLG, WCS, HA. URL: https://landportal.org/library/resources/communities-core-protected-area-management-learning-customary-tenure-documentation 

[33] Van der Molen, P. & Mitchell, D. 2016. Climate change, land use and land surveyors. Survey Review, 48, 347, 148-155. Holden, S. & Sietchiping, R. 2010. Land, environment, and climate change. Challenges, responses and tools. Nairobi: UN-HABITAT. URL: https://landportal.org/library/resources/landenvir2010/landenvironment-and-climate-change-challengesresponses-and-tools

[34] For methodological guidance, see: FAO. 2017. Creating a system to record tenure rights and first registration. Rome: Food and Agriculture Organization. URL: https://landportal.org/library/resources/creating-system-record-tenure-rights-and-first-registration or FAO. 2017. Improving ways to record tenure rights. Rome: Food and Agricultural Organization. URL: https://landportal.org/library/resources/improving-ways-record-tenure-rights 

 

 

 

 

Descargo de responsabilidad: Los datos mostrados en el Land Portal son proporcionados por terceros indicados como fuente de datos o como proveedor de datos. El equipo del Land Portal trabaja constantemente para garantizar el mayor nivel posible de calidad y precisión de los datos, aunque éstos son, por su naturaleza, aproximados y contendrán algunas inexactitudes. Los datos pueden contener errores introducidos por el proveedor o proveedores de datos y/o por el equipo de Land Portal. Además, esta página permite comparar datos de diferentes fuentes, pero no todos los indicadores son necesariamente comparables desde el punto de vista estadístico. La Fundación Land Portal (A) renuncia expresamente a la exactitud, adecuación o integridad de los datos y (B) no será responsable de los errores, omisiones u otros defectos, retrasos o interrupciones de dichos datos, ni de las acciones realizadas en base a ellos. Ni la Fundación Land Portal ni ninguno de sus proveedores de datos serán responsables de ningún daño relacionado con el uso que usted haga de los datos aquí proporcionados.