Federaciòn Agraria Argentina | Land Portal

La Federación Agraria Argentina es una entidad privada, de carácter gremial y de servicios que por libre determinación nuclea a pequeños y medianos productores. Su origen fue una declaración de huelga de Arrendatarios y Aparceros que tuvo lugar en 1912 y que la historia recogió como “Grito de Alcorta”.

La Argentina, para insertarse en el mundo como país agro-exportador, se valió de masas de inmigrantes para satisfacer la creciente demanda de mano de obra. El régimen de colonización y aparcería tomó fuerza, y al mismo tiempo que incrementaba los volúmenes de producción, creaba situaciones de extrema injusticia para los que trabajan la tierra con sus propias manos. Estos pasos iniciales desembocarían en el acontecimiento más trascendente y memorable gestado por los sectores populares del campo: la primera Huelga Agraria Argentina.

Desde el momento mismo de su creación y paralelamente a la actividad gremial, la Federación Agraria Argentina desarrolló toda una red de servicios -preferentemente cooperativos-, para aprovisionarse de insumos, comercializar interna y externamente la producción, acceder a la tierra, atender la problemática de la salud, en materia de seguros y capacitación, por citar los más importantes.

Con esta herramienta fundamental, las mismas luchas se presentaron positivamente durante muchos años, transformando la realidad del interior del país a través de una nueva estructura socioeconómica y productiva progresista. No solamente se había logrado torcer el brazo a los poderosos dueños de la tierra sino que el empuje militante de los agricultores en el marco aglutinante y organizativo de la entidad que los representa desde entonces, fue logrando leyes que amparaban los derechos e intereses de esta nueva franja social del campo.

Entre los principales proyectos de políticas públicas diferenciadas enfocadas a la agricultura familiar y a los pequeños y medianos productores impulsados actualmente por la FAA encontramos la ley contra la extranjerización de tierras (que ha sido aprobada recientemente), una nueva ley de Contratos Agrarios que detenga el avance y la concentración del uso de la tierra, la creación de un Instituto Nacional de Tierras para asegurar la democratización y el acceso a la tierra, la ley de Suspensión de Desalojos a campesinos y de regularización dominial, una reforma tributaria basada en el principio de progresividad, la segmentación de los derechos de exportación aplicados a los granos, mientras duren, la creación de una Agencia Federal de Estimulo y Promoción Agropecuaria (AFEPA) destinada a impulsar y promover la actividad agropecuaria que regule el comercio de granos del país, precio mínimo y sostén para pequeños y medianos productores, arraigo de la juventud rural, nueva ley de semillas que garantice el derecho al uso propio de los pequeños productores y la soberanía tecnológica en el desarrollo de la genética, plan nacional de desarrollo ganadero en manos de los pequeños productores, programa de seguro agrícola, financiamiento con tasas diferenciales por escala de productor, plan nacional de desarrollo lechero, desarrollo de la agricultura familiar como base de la seguridad y soberanía alimentaria del país, sostenimiento e impulso a las economías regionales, plan nacional de desarrollo de la producción porcina, creación del Instituto de promoción de carnes alternativas, modificación a la ley nacional de carnes e impulso a los mataderos municipales. 

Comparta esta página